Que es la Reflexología

¿Qué es la reflexología? ¿Puede aliviar el estrés? La reflexología es la aplicación de presión a las zonas de los pies, manos, cara y orejas de manera generalmente relajante y puede ser una manera eficaz para aliviar el estrés así como dolores en distintas partes del cuerpo. Es una térnica curativa.

La teoría detrás de la reflexología es que las distintas zonas de los pies, manos, etc., corresponden a los órganos y sistemas del cuerpo. Los defensores creen que si se aplica a estas zonas la presión adecuada, se afecta directamente a los órganos y se obtienen beneficios para la salud de la persona.

Que es la Reflexología

La reflexología utiliza mapas de los pies, manos y otras zonas para guiar los movimientos con los que se aplica presión en las áreas específicas. A veces, los profesionales utilizan objetos como pelotas de goma, bandas de goma o palos de madera, para ayudarse en su trabajo. Los profesionales de la reflexología son quiroprácticos, fisioterapeutas y terapeutas de masaje, entre otros.

Existe la teoría subyacente a la reflexología que dice que hay zonas de reflejo en los pies y las manos que corresponden a determinados órganos, glándulas y otras partes del cuerpo. Por ejemplo:

  • Las puntas de los dedos de los pies reflejan la cabeza.
  • El corazón y el pecho son alrededor de la bola del pie.
  • El hígado, el páncreas y el riñón están en el arco del pie.
  • La parte baja de la espalda y los intestinos son hacia el talón.

Para qué sirve la reflexología

Varios estudios de la salud indican que la reflexología puede reducir el dolor y los síntomas psicológicos, como la ansiedad y la depresión, y aumentar la relajación y el sueño. Los estudios también demuestran que la reflexología puede tener beneficios en el cuidado paliativo de las personas con cáncer.

Reflexólogos afirman que la reflexología también puede tratar una amplia variedad de condiciones médicas, tales como el asma, la diabetes y el cáncer. Sin embargo, aún no hay evidencias científicas que apoyen estas afirmaciones.

Seguridad de la Reflexología

La reflexología es considerada segura generalmente, a pesar de que la presión muy fuerte puede causar molestias a algunas personas. Lo cierto es que no es más que un masaje de presión que se aplica a distintas partes del cuerpo por lo que, por lo general, no debería causar problemas.

¿Qué se siente?

La mayoría de las personas encuentran la reflexología en su mayor parte, relajante. La reflexología no debe ser dolorosa, si siente molestias, asegúrate de decirlo al reflexólogo. Él o ella debe trabajar dentro de tu zona de confort. Algunas áreas pueden estar sensibles o adoloridas, y el reflexólogo puede pasar más tiempo en estos puntos. El dolor debe disminuir con la presión.

¿Por qué la gente se hace tratamientos de reflexología?

  • Problemas digestivos, como por ejemplo, el estreñimiento.
  • El dolor de espalda.
  • Los desequilibrios hormonales.
  • Los trastornos digestivos.
  • El estrés y las condiciones relacionadas con el estrés.
  • Artritis.
  • Insomnio.
  • Las cefaleas tensionales.
  • Las lesiones deportivas.
  • Trastornos menstruales, como el síndrome premenstrual (PMS).
  • Etc.

La reflexología es una terapia alternativa popular. Promueve la relajación, mejora la circulación, reduce el dolor, alivia los pies cansados, y favorece la cicatrización total. Reflexología también se utiliza para el cuidado post-operatorio o paliativo. Un estudio publicado en la revista de la Sociedad Americana del Cáncer descubrió que un tercio de los pacientes con cáncer utilizan la reflexología como una terapia complementaria.

En todo caso, la reflexología se recomienda como tratamiento complementario y no debe sustituir el tratamiento médico.

¿Cómo es un tratamiento de reflexología?

Beneficios de la Reflexología

Un tratamiento típico es de 45 a 60 minutos de duración y comienza con una consulta sobre la salud del paciente y su estilo de vida. Se le pedirá que se quite los zapatos y los calcetines y que se siente cómodamente en una silla reclinable o en una mesa de masaje. El resto del cuerpo, permanece completamente vestido. El reflexólogo evaluará los pies y luego estimulará varios puntos para identificar las áreas de sensibilidad o tensión.

El reflexólogo, a continuación, utilizará los movimientos bruscos para calentar los pies. Después, aplicará presión desde los dedos hasta el talón de acuerdo a su comodidad. Se pueden utilizar lociones o aceites.

¿Cómo me sentiré después?

La mayoría de la gente se sienta tranquilo y relajado después de un tratamiento. Incluso pueden sentirse con sueño. En ocasiones, las personas sienten náuseas, ansiedad, pero esto es sólo temporal y se considera que es parte del proceso de curación.

Precauciones con la reflexología

Si estás embarazada, habla con tu médico primero. Asegúrate de dar el reflexólogo una historia clínica completa y exacta. Si tienes úlceras en los pies, lesiones o enfermedad vascular, como coágulos de sangre, consulta a tu médico antes de practicar la reflexología.