Reflexología para el asma

Puntos de presión para tratar los síntomas del asma

La reflexología se realiza ejerciendo presión sobre ciertos puntos a lo largo del cuerpo. Todas las partes del cuerpo se encuentran representadas y conectadas a ciertos puntos o zonas de reflexología en los pies.

Se cree que la aplicación de presión a estas áreas puede poner fin a los patrones de estrés y aliviar los síntomas del asma.

Reflexología para el asma

En última instancia, mediante la reflexologia se equilibra el flujo del qi, o energía vital, en el cuerpo. Esta centra el flujo de energía dentro del cuerpo y elimina cualquier enfermedad tal como el asma, causada por cualquier desequilibrio.

La Reflexología actúa redirigiendo la energía del cuerpo para que pueda centrarse en la curación y la promoción de la salud. En el caso del asma, la reflexología puede promover la salud y prevenir los síntomas.

Reflexología para el asma como terapia alternativa

La reflexología es una forma de medicina china que utiliza la presión para aumentar la energía y lograr un estado de bienestar. Se basa en la creencia de que las partes del cuerpo están conectadas a "reflejos" en los pies y las manos. Un practicante de reflexología puede liberar estos canales de energía a través del tacto. La meta para los asmáticos es mejorar la circulación y la salud en general.

En definitiva, la reflexología ayuda a los enfermos de asma a mantener la calma en una situación de alto estrés y a respirar mejor. La reflexología puede estimular el proceso de la respiración por la activación de los órganos en el sistema respiratorio. Dado que muchos ataques se asocian a situaciones de estrés, puede aliviar la ansiedad que está vinculada a situaciones de estrés. Las técnicas utilizadas en la reflexología pueden ayudar a la relajación y aumentar el consumo de oxígeno.

Beneficios de la reflexología para el asma

Cuando hay dificultad para respirar, la respuesta natural es el pánico. Una vez introducido el pánico, todavía puede hacerse más y más difícil, incluso podría dar lugar a un ataque. Debido a que la reflexología ayuda a relajar el cuerpo, podría ser beneficioso para un paciente de asma. Una vez que el estrés y la ansiedad son retirados de las partes del cuerpo que están enfermas, éste puede funcionar correctamente.

Reflexología para el asma

Otro de los beneficios de la reflexología incluye el aumento de la circulación. Después del tratamiento, los pacientes generalmente se sienten relajados y libres de ansiedad. Durante la reflexología, las zonas en las manos y los pies son manipuladas para equilibrar el centro de la energía. La presión que se aplica envía una señal directa al sistema nervioso, a la circulación y a los sistemas respiratorios. La reflexología ayuda a los asmáticos mediante la relajación de todo el cuerpo y el reajuste de los órganos vitales en estos sistemas.

Tratamiento complementario de la reflexología para el asma

Con el fin de conseguir recuperar el control sobre la vida, es importante inspeccionar todas las opciones de tratamiento viables. La reflexología para el asma es mucho menos invasiva que los medicamentos recetados o la cirugía. La verdadera relajación en la reflexología se alcanza a través de los puntos de presión en ciertas partes de las manos o los pies.

Básicamente, la presión terapéutica se aplica a las zonas de los pies para crear un medio ambiente saludable en el cuerpo y para aliviar o prevenir los síntomas del asma.

La aplicación de la reflexología debe hacerse eficazmente, bajo la dirección y aceptación del médico responsable del cuidado normal de la persona asmática. Un reflexólogo puede ayudar al paciente a respirar más fácil y libremente. Al impedir la tensión en el área del diafragma, los pulmones son capaces de expandir y dejar que el oxígeno fluya. A través de las técnicas de relajación, el tratamiento regular puede conducir a una reducción en los ataques de asma.

La reflexología no pretende sustituir a un tratamiento médico realizado por un médico de confianza. La investigación científica no ha demostrado completamente la eficacia de la reflexología para tratar o prevenir los ataques de asma. Como método de seguridad, la persona que sufre de asma y recibe tratamientos de reflexología debe utilizar una herramienta como flujo máximo para medir y monitorear su estado respiratorio.

Si bien se puede utilizar como una herramienta preventiva contra los ataques de asma, la reflexología no debe utilizarse en una situación de emergencia.

En términos generales, la reflexología no debe sustituir ni reemplazar a la medicina convencional para tratar y prevenir el asma, pero puede complementar un diagnóstico para el control del asma. Reduciendo la ansiedad y mejorando la circulación, la reflexología promueve una mejora en la salud general de los asmáticos con problemas.