Reflexología para el embarazo

¿Es útil la reflexología para mujeres que intentan quedarse embarazadas?

La reflexología es un arte de sanación no invasiva natural que utiliza los puntos de presión en los pies y las manos para equilibrar otras partes del cuerpo. Con objeto de aliviar las tensiones y promover la relajación, puede resultar beneficiosa para el embarazo o de hecho, para ambos componentes de las parejas que intentan buscar un bebé.

Reflexología para el embarazo

La Asociación de Reflexología recoge las opiniones de sus miembros, e indica que más del 50% de los clientes que buscan en la reflexología la ayuda para poder concebir se quedan embarazadas a los seis meses de realizar el tratamiento. Por supuesto, esta no es una regla constante y firme al 100% ni mucho menos rápida siendo muy difícil de cuantificar, pero son muchos los beneficios que han sido reportados, y en general, las experiencias han sido satisfactorias.

La ventaja de un tratamiento de reflexología es que los problemas de fertilidad no serán tratados de forma aislada. Por el contrario, la salud general de la persona es dirigida durante el tratamiento, lo que permite equilibrar los niveles de hormonas y abordar también las causas del posible estrés. Para que la reflexología tenga un efecto máximo, el reflexólogo podría recomendar que el padre que desea tener el bebé reciba el tratamiento también. Al fin y al cabo, ambas personas están involucradas en la concepción del bebé.

Beneficios de la reflexología para las mujeres

Hay muy pocas cosas que no puedan abordarse en un tratamiento de reflexología, ya que el objetivo es lograr el equilibrio y el bienestar al completo de la persona. Por esta razón, los médicos podrían encontrar que los clientes informan de mejoras incluso en áreas que no han llegado a ser tratadas.

¿Se aconseja la reflexología durante el primer trimestre del embarazo?

La reflexología es ideal en el embarazo, sobre todo porque resulta a la vez beneficiosa tanto para la madre como para el bebé en crecimiento.

Tanto el paciente como el médico decidirán si se debe recibir las sesiones de reflexología durante los tres primeros meses de tentativas de embarazo.

En esta etapa, la mayoría de las mujeres se preocupan por el riesgo de aborto involuntario. A pesar de que el objetivo de la reflexología es simplemente el de lograr el equilibrio y la armonía en el cuerpo, sería muy fácil para una madre sentir que el tratamiento podría haber contribuido de alguna manera si se produce un aborto durante este tiempo.

Reflexología para el embarazo

Para evitar dudas, muchos practicantes invitan a las futuras madres a reencontrarse una vez se haya establecido y asegurado el embarazo. Sin embargo, hay reflexólogos con experiencia o especializados en la reflexología para la maternidad que pueden estar dispuestos a tratar durante ese período también. Después de los tres primeros meses, se puede disfrutar con confianza sumergiendo de nuevo los pies, posiblemente hinchazos por el embarazo, a un momento de relajación.

¿Puede ayudar la reflexología después del nacimiento?

El tratamiento continuado después del nacimiento fomentará una pronta recuperación de la natalidad y lo que es más importante, será un tiempo necesario y preciado para las nuevas mamás.

¿Es adecuada la reflexología para los bebés?

Para muchos la reflexología sí lo es. Las sesiones para bebés por lo general suelen ser relativamente cortas en comparación con los adultos, por lo que unos pocos movimientos serán suficientes para un bebé. A veces pueden combinarse con rimas para mantener su atención. La reflexología para los bebés es algo muy agradable de hacer. Mientras se está amamantando al bebé, o siempre que se tenga una mano libre puede realizarse y puede servir para calmar los problemas gástricos asociados a la alimentación. Pulsar sobre el punto del plexo solar es bueno para calmar hipos y realizar suaves caricias por todo el pie es siempre una buena opción para calmar los llantos del bebé.