Reflexología para el estreñimiento

¿Es eficaz la Reflexología para el estreñimiento?

El estreñimiento es un tipo de trastorno intestinal que reacciona positivamente con el tratamiento de reflexología. Se han demostrado grandes resultados en la reducción de los síntomas emocionales y físicos ocasionados por el estreñimiento.

Reflexología para el estreñimiento

Antes de profundizar en el uso positivo de la reflexología, explicaremos brevemente esta condición. El estreñimiento se caracteriza principalmente por el movimiento lento del intestino debido a una serie de razones, incluyendo la falta de agua, los medicamentos, las lesiones de la espalda baja y una dieta poco saludable.

Otras causas que podrían producir estreñimiento serían el estrés, los viajes, el desequilibrio hormonal y los problemas de tiroides.

Puede darse en el momento más inesperado, en el lugar más inadecuado y los síntomas del estreñimiento pueden ser realmente dolorosos e incómodos.

Por lo general, se produce cuando el agua que se supone deben llevar a las heces por el intestino se ha secado, manteniéndolas de este modo, en el colon durante un largo período de tiempo.

En un funcionamiento intestinal saludable y correcto, una persona puede esperar deposiciones blandas, mientras que una persona que sufre de estreñimiento produce heces secas y duras.

La reflexología es una antigua técnica de trabajo corporal que gira en torno a la idea de aplicar presión suave en los puntos reflejos de las manos y los pies que corresponden a los blancos de las glándulas, órganos y músculos.

Se cree que la aplicación de esta presión sobre el punto reflejo crea estimulación generando un funcionamiento eficiente y adecuado de los órganos afectados.

De acuerdo con la investigación, la reflexología para el estreñimiento mejora la circulación de la linfa y la sangre permitiendo que todas las células del cuerpo obtengan una cantidad suficiente de nutrientes y oxígeno necesarios para un buen funcionamiento.

Cómo funciona la Reflexología contra el estreñimiento

La reflexología se considera realmente importante en la mejora del proceso de la digestión mediante la mejora del movimiento peristáltico en los intestinos y el colon. Al normalizar el movimiento de los intestinos, también mejora el proceso de la digestión y eliminación.

La eliminación regular de los desechos y las toxinas se logra cuando la reflexología ha hecho funcionar correctamente los sistemas digestivo, nervioso y linfático del cuerpo.

La reflexología, al igual que muchas terapias alternativas, hace sentir los efectos de la relajación, lo que calma la sensación de pesadez ligada al estreñimiento.

Un reflexólogo experto es capaz de detectar los desequilibrios, liberándolos de la congestión, generando así que el sistema digestivo realice sus funciones de manera eficaz y adecuada.

La eliminación regular de los desechos y toxinas hace mejorar la absorción de nutrientes, las funciones circulatorias y la liberación de tensiones y el estrés en el sistema nervioso central.

Durante la sesión de Reflexología para el estreñimiento

Reflexología para el estreñimiento

En una sesión de tratamiento de reflexología, se consigue una respuesta física inmediata debido a que el cuerpo trabaja de nuevo con fuerzas para deshacerse de los residuos y las toxinas.

El agotamiento, pequeños espasmos inesperados, eructos involuntarios, disminución y aumento de la energía, extrema sensación de cansancio y síntomas gripales son algunas de las respuestas físicas más comunes que se manifiestan durante una sesión de tratamiento de reflexología.

Es mejor aplicar la reflexología una hora antes o después de las comidas. Es necesario un período de tiempo con varias sesiones de reflexología, antes de que aparezcan buenos resultados. Sin embargo, no se puede negar que esta técnica es eficaz y funciona en el alivio de las molestias del estreñimiento.

La reflexología no pretende sustituir a los medicamentos modernos para el estreñimiento, pero muchas personas prefieren este trabajo corporal como opción de tratamiento para el estreñimiento.

En realidad, muchas personas que la han probado, afirman que funciona mejor que los laxantes en la mejora de los movimientos intestinales y lo más importante, no causa dependencia o calambres.