Quiromasaje

¿Qué es el quiromasaje?

El quiromasaje, al igual que el shiatsu o el reiki, está considerado una terapia natural o terapia alternativa.

Quiromasaje

La función del quiromasaje es la de mitigar los dolores musculares ocasionados por múltiples factores del entorno social, laboral y familiar. Algunos detonantes que afectan de modo negativo directa o indirectamente sobre nuestro cuerpo y mente serían el estrés, el nerviosismo, las malas posturas y la mala alimentación, las prisas, el ejercicio físico mal ejecutado, los cambios, el rápido desarrollo de la sociedad, etc.

El quiromasaje es un conjunto de técnicas orientadas a aliviar el dolor muscular del cuerpo, tanto tensional como por bloqueos energéticos o tonificación débil. Algunas veces se utiliza como terapia complementaria a otro tipo de técnicas tales como la homeopatía, acupuntura, etc. de forma muy eficaz.

Historia del quiromasaje

Puede decirse que los inicios del quiromasaje se remontan a los inicios de la humanidad. Ya los primeros seres vivos instintivamente se presionaban y frotaban de forma natural, los puntos del cuerpo con molestias y dolores, para aliviar y calmar la zona. De este modo, el masaje puede considerarse una de las primeras herramientas terapéuticas utilizada por el hombre para comunicarse y proporcionarse un recurso natural contra el dolor.

Las primeras pruebas tanto escritas como representativas manifiestan que este tipo de masaje aplicado con las manos ya existía en la antigua China, el antiguo Egipto, Irán, Asia, la Grecia antigua o en el Imperio Romano y estos datos se remontan a hace mas o menos 4000 años.

El término Quiromasaje apareció en España en los años 20, tras introducirlo el Dr. Vicente Lino Ferrándiz García en su vuelta a España tras haber aprendido la técnica. Le puso el nombre de Quiromasaje puesto que era un masaje realizado con las manos, que requería en la práctica una gran agilidad de las manos y conocimiento a la perfección de la anatomía y la fisiología humana. De este modo, podía decirse que la técnica y práctica del masaje resultaba totalmente científica y nada rutinaria. En 1933, el Dr. Ferrándiz fundaba primera Escuela Española de Quiromasaje.

Técnicas del quiromasaje

El Quiromasaje reune todo un grupo de técnicas de masaje que se aplican con las manos para aliviar los dolores musculares, ya sean tensionales o posturales. Es un método que funciona eficazmente es su uso en solitario como en combinación con otras terapias alternativas para complementarlas. Mediante la fricción, presión, percusión o los estiramientos se trabajan las zonas doloridas adaptando cada técnica al problema a tratar. Es habitual el uso de cremas, aceites o esencias, para facilitar la movilidad de las manos sobre la piel. En la actualidad, pueden encontrarse en el mercado numerosos productos con indicaciones específicas para una mayor eficacia terapéutica en la aplicación.

Al trabajar sobre tensiones musculares, ayuda también a desbloquear los meridianos energéticos como el shiatsu y otras terapias tradicionales, además de mejorar las articulaciones, el drenaje de los fluidos corporales y el funcionamiento de los órganos. El efecto de este tipo de masaje es a la vez relajante y tonificante.

Quiromasaje y reflexologia

Actualmente, parte de la técnica del quiromasaje se encuentra en constante cambio y adaptación, influenciada por técnicas y maniobras provenientes del masaje japonés, digito puntura, masaje sensitivo, de las técnicas miofasciales, etc. Este conjunto de manipulaciones y técnicas se realizan en un principio, de forma generalizada y progresiva, centrándose después en áreas limitadas con mayor tensión según el progreso del tratamiento. Las maniobras se aplican igualmente, de menor a mayor intensidad siendo la intensidad media y media-alta las más habituales. Generalmente, suele terminar con intensidad suave. El quiromasaje no debe causar dolor.

Beneficios del quiromasaje

Como bien denomina su propio nombre, el Quiromasaje es un masaje realizado con las manos. Se diferencia de este modo, de la aplicación de otros masajes mediante aparatos eléctricos o mecánicos. La función del Quiromasaje es la de mitigar dolores musculares, bien tensionales como posturales, así como bloqueos energéticos o bien falta de tono mediante un conjunto de técnicas.

Cuando se trabajan las tensiones musculares con este tipo de masaje, es posible también desbloquear las líneas energéticas (Meridianos) y articulaciones, al igual que con otras terapias tradicionales. Otro beneficio del quiromasaje sería que ayuda en el drenaje de fluidos (linfa, sangre), optimizando de esta forma, al funcionamiento de los órganos.

El resultado de este tipo de masaje es el de un efecto equilibrante (relajante o tonificante) debido al tipo de contacto terapéutico del profesional hacia le cuerpo del paciente.

Estas son algunas de las ventajas que tiene este tipo de terapia alternativa:

  • Resulta ser muy eficaz
  • Durante el masaje se desbloquea la energía que existe en el cuerpo
  • Mejora el drenaje general de los fluidos corporales
  • Es relajante y tonificante
  • Es seguro

Tratamientos mediante el quiromasaje

Las patologías que podrían tratarse con el quiromasaje serían las siguientes:

  • Patologías articulares
  • Rehabilitación
  • Artritis
  • Artrosis
  • Bursitis
  • Celulitis
  • Estreñimiento
  • Estrías
  • Cervicalgia
  • Ciática
  • Tendinitis
  • Tortícolis
  • Tratamiento post-traumático
  • Contractura
  • Dolores de espalda
  • Dorsalgia
  • Escoliosis
  • Esguince
  • Fibromialgia
  • Hernia discal
  • Lumbalgia

Contraindicaciones del quiromasaje

La técnica de Quiromasaje está contraindicada y no debe realizarse en las siguientes situaciones:

  • Afecciones de la piel
  • Reuma en fase aguda
  • Inflamaciones y roturas musculares agudas
  • Tumores
  • Alteraciones hemorrágicas
  • Diarrea
  • Durante el primera fase del embarazo
  • Con fiebre
  • Hernia discal
  • Problema vasculares
  • Quemaduras y úlceras
  • Procesos infecciosos

Formación del quiromasajista

Los quiromasajista pueden cursar su formación en las distintas escuelas que utilizan métodos "puros o mixtos" que incluyen el masaje deportivo, anti-estrés, relajante, estimulante y terapéutico.

Un especialista en quiromasaje (estudiante de QMS), debe ser formado en anatomía y fisiología humana; también debe potenciarse tanto la sensibilidad como la propia técnica al realizar el quiromasaje. También se instruye en materias relacionadas con la conducta ética (personal, social y profesional), el marketing y la electroestimulación. Han de conocerse las indicaciones y contraindicaciones del masaje, cómo recoger los datos del paciente e interpretar la historia clínica y saber realizar la exploración física para determinar la aplicación necesaria o no, del quiromasaje.