Técnicas de Reflexología

Durante un tratamiento de reflexología, se pueden aplicar diferentes técnicas. Por ejemplo, se aplica presión en los pies y las manos usando unas técnicas de pulgar y también se pueden aplicar técnicas de estiramiento y movimiento con toda la mano para proporcionar relajación en los pies. El aceite, las cremas y lociones no suelen utilizarse en el trabajo de reflexología tradicional. En ocasiones el reflexólogo utiliza elementos como pelotas o cilindros que sirven para masajear los pies y manos en los puntos indicados, pero esto no es lo normal.

Técnicas de Reflexología

Cómo practicar la técnica de reflexología

Al hacer reflexología siempre debe hacerse todo el tratamiento completo, es decir, si por ejemplo se hace en los pies, debe hacerse en los dos pies. De igual manera ocurre con las manos. También será importante tratar de evitar hacer fragmentos de órganos, es decir, dejar una zona incompleta o no trabajarla a fondo. Esta regla se aplica en la reflexología de las manos, pies, cara y orejas. Incluso cuando se hace la reflexología como un beneficio concreto para nuestra mente, y no nuestro cuerpo, es igual de importante hacer toda la zona.

Las personas que están enfermas, tienen una baja tolerancia al dolor o son muy sensibles al tacto deberán evitar la reflexología. Por ejemplo, una persona que tenga muchas cosquillas en los pies, no será un buen paciente de refleología y difícilmente será capaz de relajarse para conseguir los beneficios de la reflexología. Si estás aprendiendo a hacer reflexología, deberás preguntar a tus pacientes si lo sienten todo correctamente.

Cremas y lubricantes en Reflexología

Las cremas y lubricantes no deben utilizarse en reflexología. Sólo se utilizan en las técnicas de relajación y masajes relajantes. Esto se hace porque los aceites esenciales y cremas, con su olor pueden ayudar a la relajación. No obstante, en el caso de utilizar el tratamiento para otros fines, los aceites pueden hacer que la superficie sea demasiado resbaladiza y que no se puedan realizar las técnicas correctamente.

Los aceites son ideales para hacer ejercicios de relajación en las manos y pies, especialmente al final de un tratamiento como un masaje. En los casos de reflexología podal relajante suelen utilizarse siempre.

Polvos de talco y reflexología

Los polvos de talco o polvos para bebés se utilizan a menudo para conseguir mejores resultados en la reflexología de pies y manos. Se hace espolvoreando los pies y las manos al completo con el objetivo de absorber la grasa corporal y el sudor (es decir, evitar que las manos se resbalen) y para que sea más fácil mover los dedos y los pulgares sobre el cuerpo.

Es bastante difícil caminar cómodamente el pulgar (técnica de reflexología) en una sesión completa de reflexología podal sin talco o algo similar. Se recomienda un polvo de talco con una fragancia agradable para que también ayude con el estado de ánimo del paciente durante de la sesión.

Por dónde empezar

Si vas a aprender a hacer reflexología, lo mejor es empezar con el pie, ya que ofrece los resultados más rápidos y es la zona más común y sobre la que más hay escrito. Encontrarás muchas referencias sombre cómo hacer reflexología podal. El oído y la cara son zonas excelentes para trabjar en personas que no pueden dormir, pero son zonas más complicadas.

Duración de las sesiones de reflexología

Una sesión de reflexología suele dirar alrededor de 45 minutos, dependiendo del tamaño de las manos o los pies del paciente. Se recomienda que para los enfermos, los ancianos o muy jóvenes, las sesiones de reflexología no duren más de 30 minutos.

Respuestas físicas a la reflexología

Algunas personas tienen una respuesta física a la reflexología, durante o después de una sesión. Las respuestas físicas pueden ser eructos, tos, gases no intencionados e incluso pequeños espasmos inesperados que pueden ocurrir durante el tratamiento. A algunas personas incluso les viene el llanto. También puede ocurrir un aumento o disminución de la energía, sensación de cansancio, o síntomas parecidos a la gripe o el agotamiento hasta 24 horas después del tratamiento con reflexología.

Estas reacciones son aún más probables si la persona no bebe suficiente agua o es su primera sesión de reflexología. El cuerpo reacciona así porque está trabajando duro para crear el equilibrio dentro de sus sistemas y está trabajando duro para deshacerse de los residuos. Bebiendo mucha agua, la persona va a volverá a la normalidad en 24 horas como máximo.

Técnicas de tratamiento de Reflexología

Recomendaciones a los pacientes

Siempre se recomienda que los diabéticos comprueben su nivel de azúcar en sangre antes y después de una sesión. Los niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar seriamente o disminuir durante la reflexología.

AL recibir una sesión de reflexología asegúrate de estar acostado cómodamente. En caso de que tú seas el reflexólogo, asegúrate de que tu paciente lo esté.

La persona que recibe la reflexología debe estar relajada y sentada en un asento cómodo o acostada en una cama suave. La persona que realiza la reflexología debe estar cómoda también, porque si no, esto se notará en el tratamiento y los resultados no serán tan buenos.

Técnicas de reflexología

Existen diferentes técnicas para hacer reflexología en diferentes partes del cuerpo:

  • Caminar con los pulgares. Es muy bueno para los pies, ya que los reflejos en los pies se encuentran cerca de la superficie.
  • Los reflejos en las manos son más profundas así que hay que aplicar una presión firme con el dedo índice en un movimiento circular es más eficaz
  • Las técnicas de masaje son ideales para relajarse durante una sesión.