Zonas de Reflexología

La reflexologia

Reflexología. Tipos, técnicas y beneficios

La reflexología es una terapia basada en los masajes de las manos, pies y cara con la intención de conseguir una mejora en la salud del paciente.

Zonas de Reflexología

Se basa en la creencia de la existencia de órganos reflejos de manera que, masajeando de una manera determinada ciertas partes de los piel o de las manos, se ven afectadas directamente otras partes del cuerpo como podría ser la vejiga o el riñón.

Zonas de tratamiento de Reflexología

Dónde se hacen los masajes de Reflexología

Existen 3 zonas principales en las que se hacen los masajes de reflexología. La terapia más comúnmente utilizada es la reflexología podal. Sin embargo, también se puede practicar en las manos y en la cara. Los beneficios y las áreas afectadas son diferentes según el lugar en el que se practique el tratamiento de reflexología.

la reflexología no sirve como tratamiento de enfermedades sino como un complemento a los tratamientos médicos sugeridos por el especialista. Por ejemplo, la reflexología es muy utilizada por los pacientes con cáncer como un método complementario (nunca sustituto) a su terapia contra el cáncer.

Reflexología podal

La reflexología podal aporta grandes beneficios a los pacientes como puede ser grandes dosis de relajación (esto ocurre con cualquier tratamiento de reflexología, no importa la zona en la que se realice), la eliminación de toxinas, la estimulación del sistema nervioso central y el equilibro del flujo de energía vital (chi).

Es muy utilizada por los pacientes con el objetivo de reducir la tensión muscular y el dolor en general, especialmente en los casos crónicos. Por otro lado, también ayuda a la estimulación del sistema nervioso y mejora la circulación linfática. Los estudios demuestran que es capaz de ayudar a la digestión y problemas intestinales. Sin duda, es una de las prácticas de reflexología que mejores resultados ofrece.

Reflexología de manos

Las manos son una de las partes más activas del cuerpo ya que las utilizamos durante todo el día. Debido a esto, es una de las zonas del cuerpo que más sufre. La reflexología para las manos puede ayudar a eliminar la tensión, los dolores y las molestias así como a promover el buen funcionamiento del resto de partes del cuerpo.

Entre los beneficios de la reflexología para las manos se encuentran las de eliminar o mejorar el estreñimiento, deshacerse de los dolores de cabeza o migrañas y mejorar el control de los ataques de asma.

La reflexología para las manos es capaz de aliviar el estrés, mejorar la circulación y normalizar el metabolismo.

Reflexología facial

La reflexología facial es uno de los tratamientos de esta disciplina menos utilizados pero no por ello menos efectiva. Consiste en la utilización de las manos con el objetivo de masajear los músculos de la cara y estimular los puntos nerviosos. De esta manera, se consigue un mejor flujo de energía.

Además de los beneficios para la salud como podría ser la eliminación del estrés y la tensión en cara, cuello y hombros, la reflexología facial tiene beneficios estéticos ya que se trata de un potente tratamiento antiedad. Pero, ¿Cómo es posible que un masaje de este tipo ayude a mejorar el aspecto de la piel? La respuesta es sencilla, porque reafirma los músculos faciales de manera que reduce o previene la aparición de arrugas.

Artículos relacionados con Zonas de Reflexología